QUILAPAYÚN

QUILAPAYÚN

Biografía / Información

Quilapayún es la expresión más comprometida y política de la música en Chile. El grupo fue el mayor emblema de la Nueva Canción Chilena, el más identificado con el gobierno de la Unidad Popular; y su repertorio fue el que mejor representó, antes y después del Golpe Militar de 1973, a la izquierda política del país. En agosto de 1973 emprendieron una gira por Francia que no tuvo regreso. Mientras daban una entrevista en una radio en París, se enteraron de la llegada de los militares chilenos al poder. Fue el inicio de un exilio que se prolongó hasta fines de los años 80. En ese período la banda evolucionó en su música y sus convicciones, manteniendo una escasa comunicación con el público local, pues, obviamente, la música de Quilapayún fue prohibida en el país (al punto de que sólo tener sus discos era motivo de sospecha para los servicios de seguridad del régimen militar). Instalados en París, Quilapayún inició una serie de presentaciones en conciertos de solidaridad con la situación en Chile, y se convirtió en Europa en un símbolo de la resistencia. El pueblo unido jamás será vencido (1975), que incluye el himno del mismo nombre escrito por Sergio Ortega, fue su primer disco en el exilio, y mantuvo los códigos líricos y musicales que el grupo desarrollaba en Chile. Durante su exilio en Francia, desde donde centralizaban una intensa actividad en todo el mundo, el conjunto exploró otros sonidos y amplió su discurso. Tras algunas crisis y períodos de silencio, hoy existen con músicos viviendo en Chile y en Francia, y han continuado grabando discos y haciendo giras, en un oficio que el 2015 cumple medio siglo de vida. Solemnes en su sonido y presencia, fruto de la rigurosa dirección artística de Víctor Jara en sus primeros años, las canciones de Quilapayún van desde los contenidos latinoamericanistas, antimperialistas y, a veces, abiertamente contingentes, a profundas reflexiones de la existencia humana. Con ritmos e instrumentos andinos como base, su sonido se distingue sobre todo por su poderoso trabajo vocal. No hay una voz solista en el conjunto: Todos cobran protagonismo en distintos momentos, en un espíritu colectivo que es otro de los sellos del grupo. A partir de 1988, varios músicos fueron dejando paulatinamente al conjunto. Algunos regresaron a Chile con el retorno a la democracia. De los miembros que dieron origen a Quilapayun sólo queda Eduardo Carrasco en sus filas, pero Quilapayún es algo más que su formación, es historia viva de Chile.
 

 Volver al listado